Otro de los muchos símbolos navideños que está muy presente en la gran mayoría de hogares en Navidad es sin lugar a dudas el Belén de Navidad. Se trata de pequeñas “recreaciones” de lo que básicamente fue el nacimiento de Jesucristo, y tal y como se puede apreciar en la siguiente fotografía en muchas ocasiones estas recreaciones tienen una calidad extraordinaria de modo que protagonizan casi siempre todas las fotografías y todos los comentarios positivos referidos a la decoración navideña empleada en esa casa.

El origen del Belén de Navidad

En cuanto al origen de este Belén en primer lugar es necesario remontarse hasta allá por el año 1223. Fue entonces cuando San Francisco de Asís decidió reproducir esta tradición cristiana en una cueva ubicada cerca de la ermita de Greccio, en Italia. Desde entonces poco a poco esta tradición se ha ido instaurando en la gran mayoría de hogares creyentes de manera que cada año muchas familias compiten por hacer un diseño aún mejor que el del año pasado -con la cantidad de horas de trabajo que eso conlleva-.

¿Te gustó el contenido? ;)



Términos relacionados:

Escrito por Jacobo, el 6 noviembre, 2012.